La cocina sencilla.
La cocina sencilla.

Torrijas

             Una vez más, seguramente,  es este un invento que surgió en tiempos de escases. No se podía tirar el pan que sobraba. Y alguien con imaginación se dijo. Con esto hago yo un rico postre. Y a fe mía que lo consiguió pues, son las torrijas un bocado exquisito. Eso sí. No sé porque, pero las torrijas suelen comerse, casi exclusívamente, en Semana Santa.

             

             En mi tierra, Málaga, hay verdaderos artistas elaborando este rico manjar. Esta, como cualquier otra receta, tiene muchas formas de hacerse. Pinchando aquí irás a una página en la que verás cómo se hacen las torrijas utilizando, en vez de leche, el exquisito vino de Málaga.

      Dificultad **

 

                INGREDIENTES

 

1 barra de pan de Viena del día anterior. (se puede comprar pan especial para torrijas.)

1 litro de leche

3 huevos

Canela en rama

La cáscara de un limón

Entre 3 ó 6 cucharas de azúcar, según gusten de dulce

Aceite de oliva

 

                ELABORACIÓN

  • Pon a hervir la leche junto con el azúcar, la canela en rama y la cáscara de limón. Una vez haya hervido, se saca la canela y la cáscara de limón, que se desechan, y se deja enfriar un poco. 
  • Corta el pan en rebanadas de 1½ ó 2 centímetros. 
  • Pon las rebanadas de pan en la leche y déjalas en ella hasta que se empapen bien. 
  • Una vez estén bien empapadas se sacan y se rebozan en el huevo, previamente batido. (Aconsejo que se manejen con mucho cuidado, pues de otra forma se deshacen con facilidad). 
  • A continuación se fríen en aceite de oliva bien caliente. 
  • Se suelen comer espolvoreadas con azúcar glas, (se puede moler el azúcar en una trituradora), con miel o con canela en polvo. 


   

Panes
Melocotones rellenos
Solomillo al vino de Málaga
Tarta de almendras
Tomates rellenos
Delicia mediterraneo